• Usted está en:
  • Sustentabilidad
  • Estándares de Sustentabilidad Hidroeléctrica
Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra

Sustentabilidad

Estándares de Sustentabilidad Hidroeléctrica

La hidroelectricidad, tal como plantea la Política Energía 2050, juega un rol relevante para el cumplimiento de la meta de 70% de energías renovables, tiene ventajas para el sistema eléctrico y presenta desafíos socio-ambientales. Estos atributos y desafíos están presentes en el desarrollo de los proyectos, en las preocupaciones de la ciudadanía y en la generación de políticas públicas por parte del Estado.

Una de las herramientas que contribuyen a desarrollar la hidroelectricidad, resguardando la sustentabilidad ambiental, son los Estándares de Sustentabilidad Hidroeléctrica.

Cuando se habla de Estándares de Sustentabilidad Hidroeléctrica es en un sentido amplio. Esto quiere decir que incluyen una variada gama de instrumentos tales como: lineamientos, guías, protocolos, criterios, estándares y esquemas de certificación. En el mismo sentido, en general, todos estos instrumentos buscan mejorar la sustentabilidad de los proyectos hidroeléctricos incorporando criterios ambientales y sociales que no siempre son considerados en las normativas nacionales. Estos instrumentos pueden ser analizados en tres grandes grupos: i) los que se refieren a lineamientos, protocolos, guías y buenas prácticas ii) los estándares propiamente tales, con umbrales y objetivos claros y iii) las etiquetas o sistemas de certificación. El primer grupo es, en general, de instrumentos integrales (abarcan tanto temas ambientales como sociales), apoyan el desarrollo de proyectos en sus distintas fases (planificación, construcción, operación y cierre), ayudan a la gestión de riesgos y promueven procesos de mejora continua. Tienen un valor importante desde la perspectiva de la gobernanza de los proyectos. También los principios y criterios pueden ser una buena salida cuando la normativa no calza bien en contextos distintos. Para el segundo y tercer grupo, los instrumentos funcionan en mercados comercializados de energía, entregan información a los consumidores sobre aspectos de sustentabilidad de la energía que utilizan, su revisión es dinámica (se revisan periódicamente o cambian con el mercado o la tecnología), permiten clasificar proyectos en función de sus impactos (principalmente ambientales) y consideran criterios y umbrales técnicos y/o científicos específicos basándose en las regulaciones de cada país.

La discusión para el caso chileno está enfocada principalmente en el primer grupo de instrumentos, destacándose: los Estándares de Sustentabilidad de la Corporación Financiera Internacional (IFC), el Protocolo de Evaluación de la Sustentabilidad Hidroeléctrica (HSAP) y los Criterios y Guías de Buenas Prácticas de la Comisión Mundial de Represas (WCD). 

En la actualidad, para la industria de generación, los estándares de sustentabilidad han cumplido un rol como herramienta de apoyo a la gestión de las empresas en temáticas relacionadas con sustentabilidad, ya sea adoptando un estándar (por ejemplo, el HSAP) o bien mediante la incorporación de los criterios de algún estándar en sus procedimientos. Esto por ser un marco ordenado y sistemático para abordar diferentes temáticas, tanto ambientales como socio-culturales y de interacción con la comunidad.

Si bien existen experiencias nacionales e internacionales en la aplicación de estos estándares, para el caso chileno aún quedan desafíos pendientes para la incorporación formal de un instrumento que contribuya al desarrollo del sector. Para esto, el Ministerio de Energía se encuentra estudiando y analizando los distintos instrumentos internacionales y diferentes alternativas o modalidades posibles para promover la implementación de Estándares de Sustentabilidad Hidroeléctrica en el país.

Durante el año 2015, se realizó un estudio detallado sobre estándares internacionales de sustentabilidad hidroeléctrica, que revisó distintos instrumentos y analizó sus características, las temáticas que abordaban, las posibilidades de aplicación en Chile y recogió, dentro de su análisis, la percepción de distintos actores relacionados con el sector, sobre estos instrumentos. Teniendo este insumo como base, durante el 2016 y 2017 se ha discutido el tema a través de la Mesa Participativa de Hidroelectricidad Sustentable, y de la definición de principios y criterios de sustentabilidad, construidos desde las buenas prácticas identificadas en la industria.

Estándares de Sustentabilidad Hidroeléctrica

Bosque en Patagonia, Región de Aysén © Andrea Galilea Kleinsteuber (Banco Audiovisual SERNATUR).