Disminuir tamaño de letra Aumentar tamaño de letra

Hidroelectricidad

Tipos de centrales

 

Las centrales hidroeléctricas se pueden clasificar en tres: de embalse, de pasada y de bombeo (o pump-storage).

Las centrales de pasada toman una parte del caudal del río y la conducen hasta la casa de máquinas, donde es turbinada, generando electricidad. Luego, el agua es devuelta al río aguas-abajo de donde se realizó la captación.

Las centrales de embalse acumulan un volumen de agua suficiente en un embalse, a través de un muro o represa puesto en el río, almacenando el agua en el mismo valle del río. Luego, el agua es puesta a circular por conductos más estrechos y con alta presión hacia las turbinas, donde se transforma la energía mecánica del agua en energía eléctrica. Posteriormente, el agua es devuelta al río en un punto aguas-abajo de la represa.

Las centrales de bombeo llevan agua (bombeándola) desde una zona de baja altura a una zona más alta donde ésta es almacenada (por ejemplo, una laguna artificial) y que puede utilizarse para producir energía hidroeléctrica cuando es necesario, gracias a la diferencia de altura que se ha logrado. Estas centrales se implementan, especialmente, como complemento de energías intermitentes como la solar y la eólica, que no siempre están disponibles las 24 horas del día.